El CGPJ presenta la nueva “Guía para la práctica de la mediación intrajudicial”

09 Dic
9 diciembre, 2016

El pasado 7 de noviembre, el CGPJ (Consejo General del Poder Judicial) presentó la Guía para la práctica de la mediación intrajudicial”. En esta nueva guía se recoge la regulación legal de la mediación intrajudicial tanto a nivel nacional como internacional, y también se detallan los protocolos de mediación en los siguientes ámbitos: civil, familiar, penal, laboral y contencioso administrativo.

La actualización de la guía es una prueba más de la fuerte vinculación del CPGJ con la mediación intrajudicial, y surge necesariamente a raíz de los cambios legislativos operados y también como consecuencia de las experiencias vividas en juzgados y tribunales.

El CGPJ ha trabajado recientemente en el ámbito de la mediación intrajudicial desde diversas perspectivas y a través de diferentes mecanismos:

Proveer a los jueces de unas guías contrastadas y seguras de implementación de la mediación en el proceso. Para ello, hace años se ocupó de sistematizar los resultados y conclusiones de las diversas experiencias piloto organizadas en los diversos órdenes jurisdiccionales y reunir a los más destacados expertos de las distintas ramas del derecho, que en ellas intervinieron para compartirlas con quienes decidan utilizar esta metodología en sus tareas judiciales. Así nacieron los primeros protocolos aprobados por el Pleno del Consejo en el año 2010.

Abordar la mediación intrajudicial desde todos los ámbitos jurisdiccionales. Poco después, en el año 2013, ante la necesidad de abordar la mediación intrajudicial desde todos los ámbitos jurisdiccionales, se hizo una guía, que contenía no sólo protocolos de derivación, sino una información práctica más completa, introduciendo los nuevos cambios legislativos y las experiencias vividas en la materia.

 ¿Qué aspectos se tratan en la nueva guía para la mediación intrajudicial?

La guía señala que un sistema de Justicia eficaz y eficiente precisa de la implementación de servicios de mediación en los Tribunales españoles. Por tanto, se considera necesario que en los Tribunales españoles se cuente con un panel de mediadores que deberían haber acreditado sus conocimientos y experiencia en el Tribunal, mediadores que deberían asumir el compromiso de administrar las mediaciones en los casos en que proceda por beneficio de justicia gratuita o bien bajo sistema de tarifa y tendrían derecho a que la prestación de servicios de mediación en el entorno de los Tribunales se certificara en todo caso.

Para una implementación efectiva de los servicios de mediación conectados con el Tribunal, en la guía se proponen dos alternativas:

1) Una unidad judicial gestionada desde los servicios comunes de los Tribunales, o bien desde el Decanato o Presidencia del Tribunal, al frente de la cual estuviera un Letrado de la Administración de Justicia o Gestor, con formación específica de mediación.

2) De no existir servicio ni unidad en el ámbito común de un tribunal y en tanto no se desarrollen, será en la Secretaría del Decanato o la Secretaría de la Presidencia del Tribunal provincial o autonómico donde se contará con un listado o panel de mediadores, que deberán cumplir los requisitos de formación y experiencia que en cada caso se determinen y se distribuirán entre ellos las mediaciones que se deriven desde los Juzgados y Salas, debiendo comunicarse por el Decanato o Secretaria de Presidencia el mediador asignado en cada caso al Juzgado solicitante

Cabe destacar que la mediación intrajudicial no es una alternativa al proceso, sino que se inserta en el mismo y se despliega bajo control judicial, con respeto pleno a las normas sustantivas así como al sistema de garantías procesales en todos los órdenes jurisdiccionales.

El Ministerio de Justicia no descarta obligar a las partes a someterse a sesiones informativas para impulsar la mediación

02 Dic
2 diciembre, 2016

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, reveló ayer en el Parlamento que no descarta mejorar el marco legislativo para incorporar “la obligatoriedad” de de que las partes se sometan a sesiones informativas, acordadas por un juez, para impulsar la mediación, si bien finalmente se podrá optar por esa vía o por la judicial.

Catalá aseguró, respondiendo al diputado ‘popular’ Avelino de Barrionuevo, que reducir la litigiosidad es un buen objetivo pero también lo es promover en el conjunto de la sociedad española una cultura en torno al acuerdo, por ello entiende que la mediación tiene un papel “fundamental”.

La intención de Catalá va en la línea de introducir en la justicia española el sistema “multi doors” o puertas múltiples, desarrollado en Washington D.C. y replicado después en muchos países, en el que el usuario elige la alternativa a la solución de su conflicto, ya sea a través de la mediación, la conciliación, el arbitraje o la justicia tradicional.

El concepto fue formulado  por primera vez en los años setenta por el profesor de Harvard, Frank E. A. Sander, en la “Conferencia nacional sobre las causas de la insatisfacción popular con la administración de la justicia”, organizada por el Juez de la Corte Suprema de aquella época, Warren Burger y llevada a cabo en abril de 1976.

En dicha oportunidad el profesor Sander describió lo que para él deberían ser los tribunales hacia el año 2000 señalando que para tal fecha no debían ser solo un juzgado sino más bien un “Centro de Resolución de Disputas”.

En este centro el solicitante sería canalizado a través de un funcionario encargado de analizar el caso y redirigido hacia el proceso o secuencias más apropiada de acuerdo a su naturaleza.

Desde entonces, el concepto se ha implementado con éxito en varios estados de Estados Unidos y se está introduciendo en varios países de Iberoamérica.

A este respecto, el ministro de Justicia ha emplazado a los responsables del sector jurídico a trabajar para “crear opinión” y ha propuesto llevar a cabo campañas informativas para impulsar la mediación intrajudicial y trasladar el mensaje a la ciudadanía de que se trata de una solución “posible e incluso deseable”.

“Ahí tienen mucho papel que desempeñar las Comunidades Autónomas y el Consejo General del Poder Judicial”, explicó el ministro en su turno de respuesta y añadió que la búsqueda de soluciones pactadas y no necesariamente litigiosas le parece un buen eje de trabajo de futuro.

El ministro de Justicia se refirió específicamente a la Ley 5/2012 de mediación en asuntos civiles y mercantiles, la cual pone sobre la mesa, dijo, las “herramientas normativas adecuadas” sin prejuicio que se pueda promover un “pequeña reforma” basada en la experiencia, dejando la puerta abierta a una modificación legislativa en relación a este tema.

NUEVA CULTURA DE MEDIACIÓN

El próximo 5 de diciembre Catalá comparecerá en la Comisión de Justicia de la Cámara Baja para exponer las líneas de actuación de esta legislatura ante los grupos parlamentarios con los que buscará el consenso de muchas materias entre ellas de la mediación intrajudicial.

“Hoy hay 2.500 mediadores en España y 1.350 mediadores concursales en el Registro de Justicia. Hemos dado pasos en esa dirección y trabajar en la mediación es reformar valores democráticos, dar una nueva cultura en la sociedad española y estaremos comprometidos en ello a lo largo de esta legislatura”, sentenció. CONFILEGAL/EP.

FORMACIÓN SER MEDIADOR/A

Mainfor y la Universidad Rey Juan Carlos han convocado la 17ª promoción del Curso Universitario de Mediación Civil, Mercantil y Familiar para el acceso al registro de mediadores del Ministerio de Justicia, para el próximo 09 de Enero 2017. Todos los interesados/as podrán hacer su reserva online en la web www.cursomediacioncivilymercantil.com y disfrutar de 15 días de prueba sin compromiso.

Fuente: ConfiLegal

Enlace Noticia: https://confilegal.com/20161201-ministerio-sesiones-informativas-mediacion/

 

Ciudad real impulsa en sus juzgados la mediación civil

24 Nov
24 noviembre, 2016

Los juzgados de Ciudad Real ya están preparados para comenzar a realizar procedimientos de mediación intrajudicial, “aunque de momento sólo en el ámbito civil”, según afirmó la presidenta de la Audiencia Provincial, María Jesús Alarcón, en la reunión de implantación celebrada ante jueces, abogados y el personal de las distintas asociaciones de mediación acreditadas.

No obstante, esto es solo el primer paso; es la primera vez que se establece la mediación intrajudicial en la provincia y se pretende que también haya mediación intrajudicial en lo penal. Otras comunidades como País Vasco o Cataluña ya llevan ofreciendo los servicios de mediación desde las administraciones desde hace diez años.

Tal y como se estableció previamente en un protocolo, los jueces de primera instancia serán los encargados de derivar a mediación aquellos casos que sean potencialmente mediables, siempre que exista la voluntad de las dos partes contendientes.

Una vez derivado el caso a mediación, serán entonces los mediadores quienes realizarán una primera entrevista a las partes afectadas y les ofrecerán una sesión informativa gratuita, para que conozcan las “reglas” del procedimiento.

Para que la mediación se lleve a cabo, las partes litigantes deben mostrar su acuerdo en resolver su conflicto a través de la mediación, sin necesidad de que intervenga el juez. A partir de entonces, el proceso continúa de forma privada y a previo pago, con cuantías mucho más económicas que las de un trámite judicial ordinario.

El sector profesional jurídico de Ciudad Real está convencido de los numerosos beneficios y ventajas que puede suponer un sistema como la mediación para descongestionar los juzgados de los asuntos menores. Y es que la mediación destaca por ser un proceso voluntario y confidencial basado en el diálogo, permitiendo que sean las mismas partes, y no un juez, quienes lleguen a un acuerdo mutuo que satisfaga sus intereses.

Susana Díaz aboga por la mediación para resolver conflictos, descongestionar la justicia y mejorar la convivencia

16 Nov
16 noviembre, 2016

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha entregado recientemente un reconocimiento al colegio sevillano Manuel Altolaguirre por su participación en la iniciativa ‘Aprendiendo a mediar’, un programa orientado a la comunidad escolar, para difundir los beneficios de la mediación entre los escolares y los profesores a la hora de afrontar y solucionar los conflictos desde la infancia.

La iniciativa fue llevada a cabo por la Fundación Mediara, adscrita a la Consejería de Justicia e Interior. El discurso fue pronunciado ante más de 150 niños y niñas de distintos colegios sevillanos, calificando a los alumnos de “valientes”. Desde el Gobierno andaluz aseguraron que trabajarán para que los más pequeños se conviertan en el futuro de la mediación y la superación.

Los jóvenes interpretaron una función teatral titulada “Lamediahora”, que versa sobre la importancia de la mediación, el desarrollo de habilidades sociales para una comunicación más óptima, la resolución de disputas y la reducción de las tensiones asociadas a un conflicto o problema entre personas.

Esta obra de teatro fue organizada con la finalidad de transmitir varios mensajes muy positivos para todos los niños y niñas allí presentes: aumentar la capacidad de los alumnos a la hora de tomar decisiones, mejorar su autoestima y promover una actitud responsable ante los problemas y conflictos.

La Junta de Andalucía considera primordial continuar con las acciones necesarias para promover la cultura de la mediación como alternativa de resolución de conflictos en todos los ámbitos y estratos de la sociedad, e incluso también dentro de la propia Administración de Justicia, ya que la mediación permite descongestionar la jurisdicción ordinaria y evitar la judicialización de muchos problemas que pueden resolverse de manera más efectiva mediando.

En lo que respecta al ámbito educativo, la mediación aplicada al sector escolar ayuda a mejorar las relaciones de toda la comunidad escolar (claustro docente, alumnado y padres de los alumnos), especialmente en aquellos centros escolares donde existe una gran diversidad cultural y situaciones de riesgo de exclusión social.

La mediación hipotecaria, a debate entre responsables municipales y abogados de Málaga

10 Nov
10 noviembre, 2016

El pasado viernes 4 de noviembre, la Oficina de Intermediación Hipotecaria (OIH), un organismo puesto en funcionamiento por la Diputación de Málaga y el Colegio de Abogados de Málaga, llevó a cabo en Torremolinos una jornada informativa sobre mediación hipotecaria y mercantil.

El congreso sobre mediación hipotecaria se dirigía a los letrados que forman parte de la OIH, los responsables municipales y los trabajadores de servicios sociales, para “reciclar” su formación en derecho bancario. La jornada comenzó con una ponencia sobre mediación hipotecaria, de la mano de letrada experta en la materia, María José Bandera. Posteriormente, se celebro una mesa redonda con propuestas y medidas conjuntas para evitar los lanzamientos hipotecarios en la provincia de Málaga.

El objetivo fue poner sobre la mesa la dramática situación en la que se encuentran numerosas familias malagueñas y destacar el gran papel que realiza la Oficina de Intermediación Hipotecaria y Antidesahucios ante los más desfavorecidos.

Desde septiembre de 2015, fecha en la que se inauguró este organismo gracias al convenio con el Colegio de Abogados de Málaga, se ha prestado este servicio a los ciudadanos en riesgo de exclusión social de forma completamente gratuita y además de manera voluntaria, gracias al trabajo desempeñado por 133 letrados colegiados.

Según los datos aportados en las jornadas por los ediles, la OIH ha atendido más de 1.571 consultas desde su creación, y “en poco más de un año se han atendido a 110 personas, de las que 57 fueron por ejecuciones hipotecarias y 53 por desahucios por impago de los contratos de arrendamiento”.

A finales de noviembre se volverá a celebrar otro congreso en el que se debatirán los aspectos jurídicos relacionados con la Ley Hipotecaria y también se realizará un análisis exhaustivo abarcando la problemática social y psicológica de los desahucios.

La mediación familiar ayuda a resolver conflictos de pareja

28 Oct
28 octubre, 2016

Aunque en España la mediación familiar todavía no es la opción más utilizada por los ciudadanos, los datos revelan que el 80% de las personas que acuden voluntariamente a un proceso de mediación logran finalmente un acuerdo (frente al 20% restante que acaba resolviendo el conflicto por la vía judicial ordinaria).

Todavía existe un “desconocimiento generalizado” acerca de la mediación, según las palabras de Julia Pérez, directora de la Unión de Asociaciones Familiares (Unaf). La mayoría de personas que acuden a mediación lo hacen por el boca a boca, al conocer otras parejas que lo han utilizado y les ha funcionado.

Los casos de mediación familiar relativos a la pareja pueden ser por situaciones de separación, divorcio o custodia de hijos, entre otros. Son las propias partes quienes aceptan la intervención de una tercera persona imparcial, el mediador, con el objetivo de alcanzar acuerdos satisfactorios para ambos que les permitan reorganizar su relación. Un proceso de mediación tiene aproximadamente una duración de entre cinco y doce sesiones, de 1 hora cada una.

Si las partes acuden de forma voluntaria a la mediación, el éxito será mucho mayor ya que hay interés mutuo por solucionar el problema. Sin embargo, en los casos derivados por jueces, las partes se encuentran más encorsetadas en su propia postura y es más complicado llegar a un acuerdo.

La validez del acuerdo de mediación puede materializarse ante notario, lo cual significa que, en caso de incumplimiento, existe la opción de acudir a los juzgados para exigir el cumplimiento de dicha resolución (considerada como una sentencia judicial).

De las parejas que se someten a un proceso de mediación familiar, el perfil mayoritario que se encuentra es el de padres de entre 40 y 49 años, con una media de 10 años de convivencia y con dos hijos, según afirman desde la Unaf.

Los beneficios de la mediación familiar

Los efectos positivos de la mediación en el ámbito familiar y en los conflictos de pareja son contundentes: es un proceso mucho más rápido y económico que interponer una demanda y acudir a los tribunales. Además, en la mediación tiene mayor protagonismo el factor psicológico y emocional de las partes implicadas, quienes deben practicar la empatía y la escucha activa para tratar de alcanzar una solución que satisfaga a ambos (y a los hijos y al resto de la familia).

Para que la mediación siga creciendo y funcionando, es necesario promoverla desde todas las esferas y ámbitos, para informar a todos los ciudadanos y que ellos mismos, desde el propio conocimiento sobre las distintas alternativas existentes, puedan escoger y demandar el servicio de mediación para los conflictos de pareja.

Es posible someterse a un procedimiento de mediación de las siguientes formas: acudiendo a los servicios sociales de los ayuntamientos de toda España, mediante los Centros de Apoyo a la Familia de cada comunidad autónoma o bien por derivación de un juez.

© Copyright - Fundación Didáctica XXI   Aviso legal              CalidadFooter